Graculus superbus, et Pavo - El Grajo soberbio y el Pavo real

Ne gloriari libeat alienis bonis
Suoque potius habitu vitam degere,
Aesopus nobis hoc exemplum prodidit.
Tumens inani graculus superbia,
Pennas pavoni quae deciderant sustulit
Seque exornavit. Deinde contemnens suos
Se inmiscuit pavonum formoso gregi.
Illi inpudenti pennas eripiunt avi
Fugantque rostris. Male mulcatus graculus
Redire maerens coepit ad proprium genus;
A quo repulsus tristem sustinuit notam.
Tum quidam ex illis, quos prius despexerat:
Contentus nostris si fuisses sedibus
Et quod natura dederat voluisses pati,
Nec illam expertus esses contumeliam
Nec hanc repulsam tua sentiret calamitas.

Esopo ha escrito esta fábula para que nadie se vanaglorie con los bienes ajenos sino que viva una vida bien dispuesta.
Un grajo hinchado de vana soberbia levantó las plumas que se le habían caído a un pavo real y se embelleció con ellas; después despreciando a los suyos se inmiscuyó en una hermosa grey de pavos reales y aquellos arrancando las plumas a la insolente ave lo ahuyentaron a picotazos. 
El grajo maltratado regresó afligido junto a los de su especie de los que sufrió el triste desprecio, entonces uno de aquellos a los que había despreciado, le dijo: si hubieras estado contento en nuestras moradas y hubieras querido soportar lo que la naturaleza te dio no hubieras sufrido aquella afrenta ni tu desgracia esta repulsa.


(Traducción de David Arboleda Méndez)

2 comentarios:

  1. No es henchido. Es hinchado de vacía soberbia

    ResponderEliminar
  2. Gracias, amig@, ya fue corregido.

    ResponderEliminar